El 22 de septiembre es un día muy especial para muchos, es el Día Mundial Sin Carro. En este día se busca concientizar a las personas de que existen otras formas de movilizarse en la ciudad, distintas al vehículo particular motorizado. Es por esto que se insta a las personas a viajar en transporte colectivo e incluso no motorizado como bicicletas o caminar cuando las distancias son cortas.

Desde la organización del Día Mundial Sin Carro Costa Rica, se han retado a distintas entidades tanto públicas como privadas, las cuales han respondido al llamado, invitando a sus colaboradores, clientes o incluso alumnos en el caso de las universidades a movilizarse ese día en bus, tren, bicicleta o caminando.

A la iniciativa se suman el INCOFER que anunció que extenderá su horario de 10:00 am a 1:00 pm con trenes cada hora.No sólo los usuario de tren se verán beneficiados, en la Avenida Segunda se habilitarán dos carriles exclusivos para transporte público, buses y taxis.

Es probable que este 22 de septiembre muchos decidan darle un respiro a la ciudad y dejar su carro en casa, sin embargo para otros este día es un tanto más especial, es el reconocimiento a esa decisión que tomaron hace ya algún tiempo de tener no uno, sino muchos días sin carro, como el caso de Andrea Marín y Jason Agüero.

 

Entrevista: Andrea Marín

Andrea es funcionaria de la Universidad de Costa Rica y junto con su esposo tienen siete meses de movilizar diariamente en bicicleta desde su casa en el Alto de Guadalupe a San Pedro de Montes de Oca.

¿Por qué decidieron empezar a movilizar en bicicleta?

Inició como un deporte, utilizando la bicicleta para salir con los amigos.  Después empezamos a ver que podíamos utilizarla a diario para ir a trabajar y que eso nos iba a ahorrar mucho tiempo en presas, que era lo que estábamos empezando a enfrentar con el congestionamiento vial de Guadalupe para llegar a San Pedro era cada vez más y perdíamos de treinta a cuarenta minutos en una ruta que normalmente se tardarían cinco minutos, entonces empezamos a analizar que hasta caminando  íbamos más rápido, por lo que vimos en la bicicleta un aliado para llegar con tiempo al trabajo, además con el tema de los parqueos en la universidad empezamos a ver que se nos iba dificultar aún más encontrar donde estacionar el vehículo, por lo que vimos que la bicicleta nos iba a facilitar ese proceso.

¿Qué es lo que más disfruta de viajar en bicicleta?

La libertad de movilizarse uno por las calles, disfruto (suena muy malo) cuando hay mucho congestionamiento vehicular, saber que lo que tal vez me voy a atrasar es un minuto y tengo la facilidad de llegar a tiempo y no atrasarme todo lo que podría si hubiera ido en carro. Disfruto el hecho de que ha ayudado mucho a mi salud y a mi condición física, lo que nunca creí poder hacer, hacerlo ahora todos los días, en invierno inclusive, son esos retos que uno se propone y vencer los miedos que uno al inicio tenía y ver cómo poco a poco uno los va superando.

¿Qué problemas ha tenido al viajar en bicicleta?

Lo primero fue que como no tenía confianza y me faltaba capacitación en ciclismo urbano, es decir, empoderarme de las técnicas, la legalidad y otras herramientas me costaba. Pero por dicha ya me he acercado a los cursos de ustedes (Bicibus: al trabajo en bici). Lo otro es el tema técnico de la bici, al inicio no sabía montar la cadena o cambiar una llanta y de eso también hay que conocer. Quizás lo principal es cuando en la calle uno se encuentra con personas que no respetan la vía del ciclista. No respetan el espacio o la distancia y pasan muy cerca

Entrevista: Jason Agüero

Jason trabaja en una empresa de telecomunicaciones y su mente inquieta lo hizo empezar a movilizarse en bicicleta hace nueve meses de San Pedro de Coronado a Moravia todos los días.

¿Por qué decidieron empezar a movilizar en bicicleta?

Por un proyecto que tenía en mente hacer una bicicleta eléctrica. transformar una bicicleta normal en bicicleta con un motor eléctrico. Me compré una bicicleta sencilla y empecé a hacer la ruta y al final no le puse el motor porque creo que si daba a basto a la ruta que era, así que no lo necesité. Cambié de bicicleta y me gusto el ride de andar dando vueltas por todo lado y viajando en bicicleta al trabajo, me ahorro dinero y un montón de presas.

¿Qué es lo que más disfruta de viajar en bicicleta?

Prácticamente es todo. Viajar al trabajo, por todas las presas que me ahorro. Cuando salgo,  la ruta que hace uno el desestres que se lleva el ir algún lado, una montaña o algo así, es bastante interesante.

¿Qué problemas ha tenido al viajar en bicicleta?

La gente a veces no respeta el hecho que uno ande entre filas, entre carros y se salte muchas presas a la gente a veces le molesta, no lo respetan a uno tanto en el espacio como cuando uno va a hacer una intersección a ellos les da igual y pasan. Y mojarse.

*Imagenes cortesía de Día Mundial Sin Carro Costa Rica

**Video: Héctor Agüero

***Edición: Giancarlo Palavicini